Photo_Fond

Alumnos de Lacan

Taller


Fecha próxima

8 mayo 2020 - San José

Otrerótica y la École lacanienne de psychanalyse invitan al taller en San José de Costa Rica

a cargo de Rafael Perez

La colección Paradojas de Lacan, serie presentada y establecida por Jacques-Alain Miller, trae una pregunta en francés en su portada escrita en letra cursiva ¿Cómo hacer para enseñar lo que no se enseña? Fueron publicados en enero de 2005 en Paris bajo el título Des Noms-du-père, dos textos de Jacques Lacan, tal como lo escribiera y lo dijera públicamente Miller, largamente postergados. En sus declaraciones[i] afirma que anhelaba publicar la única sesión del seminario Les noms du père desde el año 1973, lo realizará treinta y dos años después. Si se toma en cuenta que la conferencia publicada Le symbolique, l’imaginaire et le reél fue pronunciada el 8 de julio de 1953, y que la sesión del seminario ahora llamada Introduction aux Noms-du-père, fue impartida el 20 de noviembre de 1963, la tardanza es de cincuenta y dos años, más de medio siglo. ¿Cuál habrá sido el motivo?

Bajo el sesgo de lo indirecto propongo conversar de un tema que tiene hoy casi siete décadas de actualidad. Jacques Lacan habló mucho, escribió poco. No escribió su seminario “veintisiete años de palabras confiadas a ese giro de lo indirecto”,[ii] fueron sus alumnos quienes escribieron lo que él habrá dicho; han escrito de su encuentro con él, con sus textos, lo han transcrito, establecido y citado de muchas maneras, hasta casi el hartazgo.

La gran mayoría de los alumnos escogieron la vía familiar de transformación del seminario oral de Lacan en obra, en leyenda, en causa; una pequeña minoría asumió una posición crítica, dijeron que no a esa vía. Sus “alumnos” han escrito y publicado miles de páginas durante más de cuarenta años, vierten en ellas lo que la lectura de ese encuentro con sus textos produjo en sus vidas, lo hacen de modo singular en sus prácticas locales, y también van por el planeta divulgando su recorrido, constituyéndose en el acto como parte de ese recorrido.

Como un Rabelais moderno -tal como lo anticipara el 12 de mayo de 1971- las circunstancias actuales de la tan tardía aparición de sus seminarios en la lengua francesa, muestra bien que no se trata de libros preparados por el autor. Lacan desbarató la posición del autor. “Estoy aquí como autor menos implicado de lo que se imagina, y mis escritos, un título mucho más irónico de lo que se cree.[iii]

Jacques-Alain Miller, no tuvo ningún problema en anunciar desde 1984 su común acuerdo con Lacan, se tomó la decisión de una publicación tardía para que su enseñanza siguiera viva, el tiempo necesario para universalizarla. Fue comisionado para esta tarea, lo dice de esta manera:

Ahora bien, de común acuerdo entre nosotros, el Seminario se presenta sin ningún aparato crítico, como un libro de hoy, aun cuando el Seminario ya tiene veinte años. Prosigo en esa vía, y así seguiré mientras siga viva la relación con la enseñanza de Lacan, mientras haya gente que quiera buscar su vía en la práctica analítica —su propia vía simplemente— a partir de su enseñanza.[iv]

Danielle Arnoux, en el libro de escuela de la ELP, “Le Transfert dans tous ses errata. Pour une transcription critique des séminaires de Jacques Lacan”, se limita a indicar el tratamiento sistemático en posición de autor hecho por Jacques-Alain Miller, se pone en su lugar con el objetivo de protegerlo y lograr mantener viva su enseñanza. “Transformar su enseñanza en obra”,[v] esta fue la misión de su vida. ¿Qué criterios utilizó Miller para realizar esa transformación?

Lo que se llama sistematización razonada puede resumirse de manera caricatural así: modificación del punto de vista de la enunciación y de la dirección al público; eliminación de rastros de duda, de vacilación, de búsqueda: simplificación, supresión de las repeticiones. El seminario ya no está más localizado en el tiempo y en el espacio, ya no está circunstanciado, está en lo absoluto, verdad general, ahistórica.[vi]

Una revuelta entre los alumnos apareció poco tiempo después de la muerte de Lacan y de la disolución de la École freudienne de Paris. Algunos se pusieron en el lugar de Lacan autor, y otros de manera más crítica, al citarlo, pusieron a Lacan en su lugar. Esta entrevista de Miller con François Ansermet está muy citada en el libro de la Elp. La ironía se vuelve patente, Lacan casi no ocupó el lugar de autor, ni escribió su seminario, ni corrigió sus transcripciones, apostó durante veintisiete años a este sesgo de lo indirecto con el objetivo de que el lector esté obligado a poner de su parte para hacer posible la lectura. Habrá creado así, a partir de ese agujero que es la cuestión de Lacan autor, otrerótica para el análisis, una erótica en la que se está obligado a poner de su parte.

Como lo advirtiera Arnoux en 1991:

Lacan corre todos los peligros, toma todos los riesgos de la palabra. No retoma nada, abandona hasta el cuidado de la transcripción a otro. Si se toma en serio que se trata de una elección, se estará, incluso para transcribir el seminario, en su escuela.[vii]

Se trata de una radicalidad de Lacan, al fin de cuentas la misma que la del analista, que en el acto analítico corre y acepta todos los riesgos de la palabra. Radicalidad que practicó durante veintisiete años como seminarista y sabía bien que el arte oral de la palabra, tarde o temprano, termina en el escrito.[viii]

La École lacanienne de psychanalyse a partir de su creación en noviembre de 1985, asumió una posición crítica con respecto a lo que fue el recorrido de Lacan, creó en su comunidad un paso distinto, dijo que no a la familiarización en el psicoanálisis; y bajo la consigna de “Por una transcripción crítica de los seminarios de Lacan” emprendió una revuelta que implica dar el siguiente paso “pasar de su enseñanza a estar en la escuela de Lacan”. De hecho y a pesar de la enorme cantidad de libros que se escribieron, todavía en el año 2020 permanecen cerrados algunos de los candados que Lacan mismo puso a su enseñanza, en especial, a partir de ese mes de noviembre de 1963.

Y aquí estamos, aquí estamos con Los Nombres del Padre: chupando la cerradura, el candado que nos ha dejado Lacan.[ix]

¿Es posible levantar el candado, ese Lacan dado en la lengua española? En estas tres sesiones se continuará con la lectura del texto Introducción a los nombres de padre,[x] tomándolo como un indicador de lectura a la manera de David Caron.[xi] Se estudiarán los dos cuadros atribuidos a Caravaggio en esta sesión de 1963. Miller, pone en la publicación De los nombres del padre, un cuadro de Caravaggio del que su autoría es muy discutida.[xii] ¿Qué ocurrió?

Notas bibliográficas

[i]  Jacques Lacan, Des Noms-du-père, Éditions du Seuil, Paris, 2005, pp. 7-8 et pp. 105-108.

[ii] Mayette Viltard, “Passe et transcription critique”, e.l.p., Le transfert dans tous ses errata, suivi de : Pour une transcription critique des séminaires de Jacques Lacan, Éd. Epel, 1991, Paris, p. 212.

[iii] Jacques Lacan, Lituraterre, 12 de mayo de 1971, en francés: “J’y suis comme auteur moins impliqué qu’on n’imagine, et mes Ecrits, un titre plus ironique qu’on ne croit.” De un discurso que no fuera del semblante, Seminario 18, trad. Nora a. González, Ed. Paidós, Buenos Aires, 2009, p. 106.

[iv] Jacques-Alain Miller, El establecimiento de «El Seminario» de Jacques Lacan. Entrevista con François Ansermet, trad. de Hugo Savino, 1999, Ed. TRES HACHES, Buenos Aires, p. 40.

[v] Ibid., p. 39: “Asistimos a una nueva metamorfosis, la de esta enseñanza en obra”.

[vi] Danièle Arnoux, A qui la faute ?, e.l.p., Le transfert dans tous ses errata, suivi de : Pour une transcription critique des séminaires de Jacques Lacan, Éd. Epel, 1991, Paris, p. 236.

[vii] Ibid., p. 237.

[viii] Jacques Lacan, Conferencias y charlas, que tuvieron lugar en Yale University, Kanzer Seminar el 24 de Noviembre de 1975, en Yale University, Law School Auditorium el 25 de Noviembre de 1975, en Columbia University, Auditorium School of International Affairs el 1º de Diciembre de 1975, y en Massachusetts Institute of Technology  el 2 de Diciembre de 1975, fueron publicadas en Scilicet, nº 6/7 en Éditions du Seuil, Paris, 1976, pp. 5-63 . “El arte oral termina siempre en una forma escrita.” Traducción de Ricardo Rodriguez Ponte, Conferencias y charlas en universidades norteamericanas, Jacques Lacan, Internet, La cantera freudiana.

[ix] Jacques-Alain Miller, Comentario del seminario inexistente, trad. Leonardo Gorostiza, Ed. Manantial, Buenos Aires, 1992, p. 14.

[x] Jacques Lacan, De los Nombres del Padre, trad. Nora González, Ed. Paidos, 2005, Buenos Aires, pp. 65-103.

[xi] David Caron, Marais gay, Marais juif. Pour une théorie queer de la communauté, trad. del inglés al francés Guy Le Gaufey, Éditions Epel, Paris, 2016.

[xii] Jacques Lacan, De los Nombres del Padre, op. cit., p. 97.

Imagen: El sacrificio de Isaac, Caravaggio. Galería de los Uffizi, Florencia.

Todas las fechas


  • 7 febrero 2020

    8 mayo 2020

    26 junio 2020

INFORMACIONES COMPLEMENTARIAS


Próximas fechas: 7 de febrero de 2020, 8 de mayo de 2020, 26 de junio de 2020.

Horario: de 10:00 am a 12:00 am.

Costo: 5.000 colones por sesión.

Lugar: Trejos Montealegre, Escazú, San José de Costa Rica.

Inscripciones: rafaelomarperez@gmail.com [cupo limitado]