Photo_maison

Revista

Me cayó el veinte, no. 35: Un día con los griegos (Estación Montevideo)

me cayó el veinte, no. 35: Un día con los griegos (Estación Montevideo)

ÍNDICE
Noticia editorial

Una locura de Goethe
Rodolfo Marcos-Turnbull

Enceguecedora Antígona
Sandra Filippini

Antígona y otras sorpresas
Gustavo Castellano

Una democracia sin cuidado de sí
Gonzalo Percovich

La invención de Grecia
Fernando García

Sócrates, la lýra y el aulós
Damian Baccino

Cada día… y bajo sospecha
Juana Inés Ayala

El dandi y la bailarina
Antonio Montes de Oca T.

DOSIER ARTAUD
Presentación

El despertar del Pájaro Trueno
Antonin Artaud

Pasiones histéricas en Artaud y Deleuze
Évelyne Grossman

El Dr. L.
Beatriz Aguad

La voz de Artaud contra d(D)ios: una revolución corporal
Gabriel Meraz Arriola

COLOQUIOS

De delirios y chamanes
María Eugenia Escobar

JORNADAS

Dejar caer a los niños
Jean Allouch

PRESENTACIONES

El embarazo de Freud
Susana Bercovich

Freud en el remolino
Gabriel Meraz Arriola

Tras bambalinas
Pola Mejía Reiss

 

Noticia editorial

Como apuntábamos en nuestra edición anterior, la iniciativa del Comité de Redacción de organizar una actividad que girase alrededor de “todo lo griego” que atraviesa nuestra labor editorial encontró un eco —sonoro, por cierto— en nuestros amigos y colegas del Uruguay.

Este singular “eco” derivó en la organización de una actividad que se llamó de la misma manera que la sostenida en México en agosto de 2016 y que da título parcial tanto a nuestro número anterior como a este 35 (que no deja de valer como cifra de celebración): Un día con los griegos. La jornada se llevó a cabo en Montevideo un par de meses después, el sábado 1 de octubre. En ella participaron como expositores seis personas, algunos miembros de la elp y otros invitados de diferentes campos, pero de nuestro absoluto interés. Los trabajos que ahí se presentaron están contenidos en estas páginas. Pero también, en nuestra sección central, incluimos dos textos más: uno de los que se presentó en México que no pudo publicarse en la ocasión anterior, y otro que también se hizo eco de la actividad en México.

Todo lo cual demuestra que se ganó la apuesta, que la actualidad y vigencia de los griegos como referencia de nuestra orientación mueve a muchos, a más de los que podemos imaginar; y tanto y de tal manera, que con este pequeño movimiento conseguimos —como alguien muy acertadamente nos lo señaló—una verdadera actividad de escuela basada sólo en el trabajo.

Hemos elaborado en esta ocasión también una sección que hemos titulado Dosier Artaud. La razón de su edición se encuentra en la Presentación de la misma, pero sin duda el motivo lo impulsa la inclusión de un texto de Beatriz Aguad, amiga de me cayó el veinte desde sus inicios. Sirvan también, el texto y la sección, como pequeño y sentido recuerdo de ella.

El texto de me cayó el veinte con que acompañamos la revista —es lógico suponer— está relacionado íntimamente con lo que ahora presentamos. Un “inédito” en español, una vez más. Se trata de un pequeño escrito de Hugo von Hofmannsthal, poeta, ensayista, libretista, en fin, un homme de lettres, que lleva por título simplemente Grecia. Junto con él también publicamos un Prólogo a la Antígona de Sófocles, escrita en verso blanco, que es una pequeña pieza poética-dramática. Ambos textos traducidos directamente del alemán por Pola Mejía Reiss.

Nuestra ilustración de portada no podía ir a la zaga de la entrega anterior, de tal manera que el maestro Arturo Rivera nos ha permitido la reproducción de otra de sus magníficas creaciones para realzar aún más nuestro trabajo. La pieza se titula Mirada de la medusa, 1989. (De la serie Historia del Ojo). De nuevo mil gracias a Arturo Rivera y a todos y cuantos participaron en Un día con los griegos, en México, en Montevideo y más allá.

 

Me cayó el veinte No. 34: Un día con los griegos (Estación México)

Índice

La catarsis de Lacan

Rodolfo Marcos-Turnbull

La sordera de Aristóteles o por qué los filósofos no entienden la poesía

Julio Hubard

Sócrates de cabeza

Antonio Montes de Oca T.

Sócrates entre Nubes y Ranas

Pola Mejía Reiss

Inspirarse en experiencias irrecuperables

Moisés Hernández Carrasco

DOCUMENTOS

Nota preliminar: Antonio Montes de Oca T.

La catarsis en Aristóteles, Bernays y Freud

Juan Dalma

ONIROCRITICON

Sueño y locura: peripecias foucaultianas

Gonzalo Percovich

Freud, el puerco y las trufas

Jaime Ruíz Noé

El sueño, un despertar que comienza

Jessica Bekerman

A PROPÓSITO DE NEGRO PERFECTO

Nota preliminar: Jaime Ruíz Noé

Interpretación e iluminación

Jean Allouch

TOPOLOGÍA

Para acabar con la esfera

Gabriel Meraz Arriola

CONTRA LA PSICOCRACIA

Leopoldo Ma. Panero, testigo y crítico de la “psicocracia”

Raquel Capurro

Stendhal: un seudónimo hecho síndrome

Jorge Huerta

 

Noticia editorial

En el verano de 2016, quienes formamos parte de la Editorial me cayó el veinte, organizamos una jornada de trabajo que, de manera aparentemente muy “natural”, dimos en llamar “Un día con los griegos”.

La idea había empezado a tomar forma cuando nos cayó el veinte respecto a la cantidad —se podría agregar: “enorme”— de textos que habíamos publicado desde el principio de nuestra labor editorial, pero más señaladamente de manera reciente, que tocaban, de forma directa o indirecta, lo que, para ser breves, llamamos “tema griego”. Bien que el asunto central se abordara tal cual en nuestros libros: Pequeñas lecciones sobre el griego antiguo, El acontecimiento Sócrates; bien que en muchos artículos se tratara de costado: “Perseo y la Gorgona: un apotropaion”; “La aporía de Freud”, “El espacio del cuerpo”, el asunto es que ese tema ha cruzado y cruza la vida entera de nuestras producciones.

Así, durante la jornada se presentaron varios trabajos, la mayoría de los cuales se pueden leer en este número. Otro efecto notable y no previsto de la iniciativa y que no podemos dejar pasar desapercibido, fue la respuesta de nuestros amigos y colegas uruguayos quienes tiempo después de nuestra actividad llevaron a cabo una similar cuyos trabajos serán publicados en el siguiente número. Esa voluntad uruguaya subraya que nuestra ocurrencia se conformó como auténtico trabajo de la escuela a la que pertenecemos.

Mención especial merece en esta ocasión el TEXTO que acompaña el número: se trata de un verdadero hallazgo editorial, que constituye una primera edición en español: Elementos del tratado perdido de Aristóteles sobre el efecto de la tragedia, de Jacob Bernays. La traducción original de esta obra, que requirió un formidable afán, la realizó Pola Mejía Reiss, a quien agradecemos de manera especial su es- fuerzo. Una pequeña crónica del origen del texto y un poco de historia sobre el autor, así como una nota respecto a las dificultades que implicó esta traducción podrá encontrarse tanto en algún artículo de la revista como en el texto mismo.

Mucho nos complace también recibir en nuestra casa la reconocida y admirada obra del maestro Arturo Rivera, quien en esta ocasión nos honra con La rosa de Ariadna como ilustración de portada. La obra del maestro Rivera se ha presentado en galerías y museos tanto de nuestro país como del extranjero. Agradecemos mucho la generosidad de su gesto.

A todos los que participaron en estas actividades, y en esta y las demás publicaciones “griegas” a lo largo de los años reiteramos nuestro agradecimiento: con ellas reconocemos la actualidad de la presencia griega y sobre todo su importancia para aquello que nos ocupa: el análisis.

Me cayó el veinte N° 33: Acontecimientos ínfimos II

Índice

Noticia editorial

La carne y lo divino
Laurent Cornaz

Posiciones del ateísmo
Jaime Ruíz Noé

¿Y qué con la locura?
Jesús R. Martínez Malo

Leopoldo María Panero, a modo de introducción
María Inés Pérez

Maldición de Edipo… ¿deseo de Freud?
María Eugenia Escobar Argaña
CONFERENCIA

¿Qué medicina para la locura?
Jean Allouch

DOSSIER SPY

La flecha que Lacan arroja a la filosofía
Rafael Perez

Una OPC del platonismo enloquecido por la oferta analítica
SPY

Tratado del crimamor
A propósito de Valentín de Juan Gil-Albert
SPY

Fragmentos de pase
SPY

Nota sobre el pase
SPY

Abrimos este número con el último texto que escribió nuestro amigo y compañero, Laurent Cornaz. Como siempre, se trata de un ensayo brillante que refleja dos de los rasgos presentes en su escritura: su atenta lectura y su capacidad para transmitirla. Sirva su presencia aquí como homenaje y rememoración.

El pasado número dejó, por su importancia y su actualidad, varios textos encima del escritorio, y ése es el motivo por el cual hemos decidido prolongar el tema en esta entrega. Nunca habíamos tenido un número II en nuestra propuesta porque quizá nunca, al menos con tal contundencia, se había presentado al respecto una coda de manera tan natural. El acontecimiento ínfimo, por otra parte, está presente en las vidas de una manera mucho más frecuente y nítida de lo que se cree y, por tanto, también en nuestra práctica.

Hemos incluido en este número un dossier : en él Laurent Cornaz publicó el artículo que ahora presentamos, pero hemos añadido otros textos relevantes. Esta revista de la tiene una característica fundamental: los textos no van firmados y se nos ha pedido que mantengamos dicho rasgo, con la excepción del texto inaugural de Cornaz, lo que hemos aceptado gustosamente.

En esta ocasión ilustra nuestra portada el grabado , 2012.

Me cayó el veinte, n° 29 : ¿De qué transformación hablamos?
Me cayó el veinte 2014

Para leer la noticia editorial, haga click aquí

Para el sitio, haga click aquí

Me cayó el veinte, n° 30 : Leer con letura
Me cayó el veinte 2015 / $ 280.00 MX

Para leer la noticia editorial, haga click aquí

Para el sitio, haga click aquí

Me cayó el veinte, n° 31 : ¿Qué con la espiritualidad?
Me cayó el veinte 2015 / $ 280.00 MX

Para leer la noticia editorial, haga click aquí

Para el sitio, haga click aquí