Photo_Fond

Marie de la Trinité. Extraña mujer

Seminar


Next date

24 August 2022 - Montevideo

MARIE DE LA TRINITÉ
EXTRAÑA MUJER

Seminario a cargo de Raquel Capurro

All dates


  • 27 July 2022

    10 August 2022

    24 August 2022

  • 14 September 2022

    28 September 2022

    12 October 2022

  • 26 October 2022

Argument


MARIE DE LA TRINITÉ
EXTRAÑA MUJER

 

Seminario a cargo de Raquel Capurro

 

“Extranjero. Ex. Extrañamiento. Fuera de las entrañas de la tierra. Desentrañado: vuelto a parir. No angustiarás al extranjero. Pues. Vosotros. Vosotros. Vosotros. Los que no lo sois.
Sabéis. Vosotros sabéis. Nosotros empezamos a saber. Cómo se halla. Cómo.
El alma del extranjero. Del extraño. Del intruso. Del huido. Del vagabundo. Del errante.
¿Alguien lo sabía? ¿Alguien, acaso, sabía cómo se encontraba el alma del extranjero?
[…] Ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto (Ex. 23,9).

Cristina Peri Rossi, La nave de los locos (1984)

 

Proponemos una aproximación a las huellas escritas de Paule de Mulatier (Marie de la Trinite, OP) que nació en Lyon, en 1903, cuya vida atraviesa, casi, el siglo XX ya que muere en 1980, y que en los años 50 fue analizante de Jacques Lacan.

¿Qué de familiar podría convocarnos en la vida de Paule si no fuese su propio extrañamiento, esa inquietante extrañeza, das Unheimlich, que emerge a lo largo de su vida?

¿Qué la llevó a seguir caminos que no quería cuando parecía tener tan clara su temprana vocación? Su respuesta redobla la pregunta: sus pasos se regularon mediante “la obediencia debida” a sus directores espirituales, a sus superioras, a su psiquiatra… hasta que, sin salida de sus obsesiones y de su angustia, en 1950, llama al Dr. Lacan y comienza… ¿Qué? Un análisis… con sus avatares. No es el menor el de ¿interrumpirlo? con una cura insulínica que pide al Dr. Ey. ¿Y después? Después escribe De la angustia a la paz. A leer.

Pero hubo un “antes” que hemos de evocar pues ocupa en su vida un lugar clave.

Desde pequeña, en familia, ella sintió que “no encajaba”, se sentía “como pelo en la sopa”, dice. “Desentonaba”. Sin embargo, estaba en su país, en su familia, todo parecía ofrecerle un buen lugar para vivir. Y sí. Y no. ¿Por qué?

Desde niña encontró habitable un solo lugar: conversaba con Dios. Extraño, ¿no? Lo que pudo ser una fantasía infantil se ahondó y temprano supo que su destino estaba allí: sería carmelita y llevaría una vida contemplativa.

Cuando su director espiritual la conmina, en 1929, a renunciar a su proyecto carmelitano y a encauzar su espiritualidad en un estilo de vida más activo, como el que le ofrecía una nueva fundación de dominicas en tiempos de posguerra, ella obedece. ¿Qué pasó?

Fue algo que le ocurrió en la última noche de una semana de retiro de 1929 en la que se planteaba el dilema de su obediencia: Dios irrumpió en su vida de una manera insólita. ¿Es decir? Nuestra lengua tiene un término que los místicos supieron usar para decirlo: hubo “arrobamiento”, quedó arrobada en una experiencia cuya escritura balbuceará cuando se verá obligada a transcribirla para su director espiritual. Esa experiencia fue decisiva y, en 1930, ingresará en donde no quería, se hace dominica. Ya no se llamará Paule sino Marie de la Trinité.

En la primera década de su experiencia religiosa se desvive en múltiples tareas: es época de guerra, de Francia ocupada, del gobierno colaborador de Vichy, etc. En los años 40 vive otras cinco experiencias místicas que se articulan con la primera, la de 1929, la más importante. Luego… y luego el fuego se apaga… Dios se le desaparece, se ha escondido, dice ella, tras un muro de obsesiones que no puede derribar. Dios se le ha vuelto inaccesible: no está más allí. El lugar del encuentro quedó vacío.

La vida comunitaria se le vuelve muy difícil, también con su director espiritual surgen inesperados desencuentros a raíz de que no obtiene autorizaciones para ayunar. En la comunidad, unas se preguntan si no estará bajo el poder del demonio, otras más bien se dicen si no estará loca.

Empiezan las consultas psiquiátricas… hasta que llega en 1950 al consultorio de Jacques Lacan. Varias veces por semana, casi a diario, durante algo más de tres años. A interrogar, ya que de esa experiencia dejó huellas escritas.

Para “nosotros”, en Uruguay 2022, de tradición tan laica y secular, por un lado, y por otro, festejando hace unos días a Francisca Rubatto su “primera santa”, Marie de la Trinité presentifica una extraña figura de mujer. En otro espacio y en otro tiempo. Extranjera, además. De raigambre aristocrática. ¿Qué interés podría tener hoy para nosotros? ¿Demasiado lejano su mundo de nuestra contemporaneidad para acercarnos a él? ¿De qué modo su trayectoria interroga al psicoanálisis?

Propongo dar un paso y, como propone Agamben, “hacer de esa fractura el lugar de una cita y de un encuentro entre las épocas y las generaciones.” (Giorgio Agamben, Qu’est-ce que le contemporain ?, Paris, ed. Rivages, 2008, p. 38.)

Propongo acercarnos al legado de Marie de la Trinité, a sus escritos, a su experiencia mística, a su experiencia (¿loca?), a esa persistente búsqueda de una verdad que la poseía. Propongo un ejercicio de lectura que, con la mediación de esta mujer extraña y familiar, nos confronte con las complejas dimensiones de la alteridad, esa que la partida analítica reclama sostener y respetar. Detenernos en los pasajes de un Otro al otro, en la singularidad de sus avatares, puede ser un ejercicio que jaquee las respuestas a la angustia y a los síntomas con soluciones identitarias pre-fabricadas allí donde la locura habla.

 

Bibliografía y material audiovisual
– En primer lugar quiero expresar mi reconocimiento al invalorable aporte de Jorge Baños Orellana a quien debo haber descubierto a Marie de la Trinité. Su trabajo vía zoom ha sido el punto de partida de mi interés.
– Respecto a las lecturas: siendo demasiado abundante, sólo indicamos aquí la bibliografía básica, el resto de los textos los iremos señalando a lo largo del seminario.

En español:
– Presentación del editor español: Marie de la Trinité, OP. Una experiencia mística entre la plenitud y el vacío. https://www.youtube.com/watch?v=JSKewgZc_kU
– Marie de la Trinité, De la angustia a la paz. Testimonio de una religiosa, paciente de Jacques Lacan, Barcelona, Ed. NED, 2018.
https://www.youtube.com/watch?v=JSKewgZc_kU
Sobre Marie de la Trinité:
– Jorge Baños Orellana, Un Caso Inédito de Lacan! Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=g3zjg7_bCx0

En francés:
– Christophe Attali, Marie de la Trinité ou le sceau du sacerdoce intérieur. Disponible en: https://www.academia.edu/26681138/Marie_de_la_Trinit%C3%A9_ou_le_Sceau_du_Sacerdoce_int%C3%A9rieur
-Agnès Desmazières, L’inconscient au Paradis. Comment les catholiques ont reçu la psychanalyse. Paris, Petite Biblio PAYOT, 2022
– Jacques Lacan, « Du symbole, et de sa fonction religieuse », presentado en el Congrès de psychologie religieuse en septiembre de 1954, publicado en Le mythe individuel du névrosé ou poésie et vérité dans la névrose, texte établi par J.-A. Miller, Paris, Éd. du Seuil, coll. « CF », série « Paradoxes de Lacan », 2007. Disponible en: https://es.scribd.com/document/373018423/Lacan-J-Du-Symbole-Et-de-Sa- Fonction-Religieuse-1954
– Christiane Sanson, Marie de la Trinité : De l’angoisse à la paix, Paris, Cerf, 2003. Es la biografía más completa escrita por quien compartiera con ella sus últimos años. No traducida aún.

Modalidad de trabajo:
– Hacia un trabajo entre varios: Bienvenida/o quien quiera intervenir y/o colaborar en la discusión de algún texto y/o audiovisual incluido en nuestro trabajo. Bienvenidas las intervenciones desde otro horizonte pertinente e imprevisible.
– ¿Cómo desarrollaremos nuestra propuesta? Será un comienzo.
– Propongo siete encuentros, los 2os y 4os miércoles a partir del 27 de julio de 2022 o sea 10 y 24 de agosto; 14 y 28 de setiembre; 12 y 26 de octubre. De 20:30 a 22:00 hs.
-Local: Pocitos Plaza Hotel. Juan Benito Blanco 640, casi 21 de setiembre. Montevideo, Uruguay.
Contribución a los gastos: $ 400.-

 

Créditos de imágenes:
– Ícono ruso: Elías y Eliseo
– San Juan de la Cruz

Ícono ruso: Elías y Eliseo
San Juan de la Cruz